Per Sempre, Diego!

En honor al D10S del fútbol, un pequeño resumen de lo que fue su paso por Italia.


Su carrera en el Gli Azzurri comenzó en 1984, cuando una dura sanción por parte de la liga española hizo tomar a Diego Armando Maradona la decisión de abandonar el Barcelona para convertirse en jugador del Napoli. Un equipo que, para ese entonces, peleaba por no descender.


Luego de esta noticia el mismo Diego contó que un hincha se encadenó al estadio San Paolo para que se efectuara la contratación, también que, otros tifosis hicieron una huelga de hambre ante la posibilidad de que la negociación se cayera.

Se lo podía ver al 10 subiendo las escaleras que lo separaban de los cientos de fotógrafos esperando su salida, y de los 70.000 hinchas que ya estaban coreando su nombre. Con solo poner un pie en el campo de juego, se convirtió en una fiesta.


Con apenas 23 años, Diego iniciaba un camino lleno de éxitos por Italia.


En el año 1986 mientras Maradona salía campeón del mundo con Argentina, época dorada que todos recordamos con emoción, también disputaba su tercer temporada en el calcio, guiando al equipo a ganar el primer scudetto en 60 años.



Finalmente en 1987 se efectuó lo que todos esperaban, el primer título napolitano por liga. A falta de una fecha, el Napoli festejaría el scudetto luego de un empate (1-1) contra la Fiorentina. El Napoli terminó primero con 42 puntos, tres de ventaja sobre la Juventus de Michel Platini. Ganó la mitad de los partidos que jugó, entre las que se destacan sus victorias frente a la Juventus y la Roma.



Luego de este título, se coronaría también con la Copa Italia (86-87), la cual levantó luego de ganarle 4-0 al Atalanta. Después de esto, el empresario Silvio Berlusconi quería incorporarlo al AC Milan. Pero Maradona decidió renovar su contrato con el Nápoles hasta 1993, logrando una época que estaría llena de trofeos.

En esos cinco años gano otro scudetto (89-90), una Copa UEFA (88-89) y una Supercopa (90-91).


La copa UEFA fue el primer titulo internacional para los napolitanos, que derrotaron al VfB Stuttgart en una final a ida y vuelta que tuvo 9 goles.

En las calles de Nápoles se lo puede ver aun presente, como en graffitis, poster y en su enorme mural en un barrio popular llamado San Giovanni Teduccio, en el que aparece su rostro plasmado en un edificio.




Hoy 25 de noviembre, Nápoles y todos los amantes del fútbol lo despedimos y recordamos con cariño, como un D10S.

Hasta siempre, Diego Armando Maradona.


MP Deportes

e61YxYnv.jpg
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now